sábado, 28 de marzo de 2009

Diplomate con el Bolso

Genio ...pero sordo...

Un gay entra a un bar con una gran flor hecha de papelde lija en la mano .
La deja a un costado de una mesa, se sienta y pide un cafe.El mozo, con la lògica de la curiosidad,le pregunta:Disculpe, señor... pero me llama la atenciòn esa flor hecha de ese material.¿De dònde sacò ese adorno, esa flor?
El gay, con cara de cansado, le responde:
Corazòn,me la dio un genio que encontre adentro de una botella....El mozo empieza a reì­rse. ¿Un genio en una botella?¿Usted me vio cara de pelotudo...? ¿Piensa que me voy a creer eso...?El gay saca una botella de un bolso y, entregàndosela al mozo, le dice:¡Haga la prueba usted mismo...!Incrèdulo, el mozo frota la botella y aparece un genio y le dice:'Tienes un deseo concedido.' El mozo desesperado y sinpensar mucho dice: ¡Quiero un millòn de pesos!El genio vuelve a esconderse en la botella y de prontoel bar empieza a llenarse de quesos. Cientos, miles de quesos de todo tipovan apareciendo.El mozo se desespera: Pero... ¿què me entendiò este genio idiota, es boludo o sordo?¡Le dije PESOS, no QUESOS!Entonces el gay lo mira y le contesta:
¿Y usted se pensaba que yo le habì­a pedido una flor de lija?....

domingo, 22 de marzo de 2009

Entrevista a Ricardo Alarcon en Brasil...



Cuando supe que el presidente tricolor estaba en la capital de Brasil, me quedé atónito. ¡Yo tendría que verle! Era una oportunidad única para este bolsilludo brasilero que vive en Brasília y no la podría desaprovechar. Luego de mover algunos contactos, se descubrió por donde andaría Ricardo Alarcón.
La información recibida daba cuenta que él estaría en el Soccerex Forum hasta las 17 horas – horario en lo que llegué. Sin credenciales no podría entrar – apenas esperar la salida de Ricardo Alarcón. Esto ocurrió a las 18:30, pero toda espera valió la pena.
Una vez él dijo que ya no se llamaba Ricardo Alarcón, porque en la calle toda la gente le decía “Aguante Alarcón”. Así lo saludé y me presenté como brasilero e hincha de Nacional – esta fue su primera gran sorpresa, y vendrían otras después. Le acompañaba el publicitario Pablo Marques. Comenzamos a conversar allí mismo y les propuse cenar juntos.
Tuvimos una agradable charla por más de dos horas y hablamos de muchos temas, desde programas deportivos a sitios partidarios, pasando por la actualidad tricolor, asuntos de familia, crecimiento institucional y mis planes como hincha.
Alarcón es una persona agradable y sencilla, que te trata de igual a igual – y esto que él no tenía idea de quién era yo. Es simpático y casi no se nota que es tímido. Hasta mi esposa se sintió muy a gusto con él. Y Marques también es un tipo impresionante, nos sorprendió por ‘falar português’ y tiene muchas historias para contar.
Esto ya sería premio suficiente para el hincha Manoel, un bolsilludo brasilero que siempre siguió a Nacional desde lejos. Pero había más. Me gané una camiseta oficial (que ya estrenó con victoria), unos lindos banderines y pins (ahora salgo a trabajar con uno en mi saco). Al final del encuentro, hubo también un regalo especial para el periodista Manoel: la entrevista que sigue a continuación, en la que hablamos sobre la Cultura Nacional.
Manoel: Usted vino a Brasília a participar del Soccerex Forum. ¿Qué fue lo más valioso que sacó de este evento?
Alarcón: La primera cosa valiosa que saqué fue el contacto con la gente, el darnos cuenta de la posibilidad que da el fútbol para el desarrollo de los jóvenes. El fútbol es una industria que se está desarrollando a nivel mundial y, como tal, sufre los problemas de toda la sociedad. Hoy nos dimos cuenta que los problemas que tiene el club yo diría que son comunes a los problemas que tienen otras instituciones.
Manoel: Por ejemplo...
Alarcón: Yo vengo de España y te diría que hay una cantidad de clubes que entraron en lo que se llama la ley concursal, es una especie de concordato, y cuando las instituciones entran en esta figura, podemos decir que logran que los acreedores tengan que hacer una quita a sus demandas en un 50% por lo menos. Las instituciones en Europa están sufriendo fuertemente la crisis mundial. Nosotros somos un país muy pequeño y no se ha sentido fuertemente esto. En España lo vi ahora, la situación es realmente muy difícil y complicada. Volviendo a la pregunta: este primer contacto, para mí fue muy importante darme cuenta de esta realidad. Otra cosa fantástica que descubrimos fue el hecho de que el camino que Nacional está recorriendo es un camino que están recorriendo otras instituciones de primera línea. Hoy escuchamos la disertación de quien llevó adelante el plan estratégico de Barcelona después de estar cuatro años seguidos sin ganar absolutamente nada. Y en alguna medida el plan estratégico de Barcelona coincide con el plan estratégico que Nacional ha definido: el desarrollo deportivo es muy importante, por supuesto, pero hay otro camino que es más que importante, que es el camino institucional: fortalecer al club en diversas áreas, que Nacional en alguna medida lo maneja con este posicionamiento, digamos, yo no diría de una nueva marca pero es el nuevo ideal que tiene el club, lo hemos llamado Cultura Nacional.
Manoel: Tuviste una confirmación de la Cultura Nacional en este encuentro.
Alarcón: Sin duda. Nos impactó, yo diría que hasta nos emocionó, escuchar y ver los distintos power points que presentó la gente de Barcelona y de Inter de Milán. Conceptos como que el club está por encima del fútbol - algo que nosotros lo venimos repitiendo. Nacional está más allá del fútbol. Y nos damos cuenta de que clubes de primera línea adoptaron un camino que es coincidentemente similar al nuestro y han logrado revertir situaciones muy difíciles, con un crecimiento muy fuerte en el parque de los socios, con un reconocimiento de la marca, lo que sin ninguna duda abre caminos muy importantes. Hoy, contigo, acá en Brasília, confirmamos, yo diría para darte una primicia, que Nacional tiene necesariamente que aumentar el público que atiende. No nos basta con ser el club más importante del Uruguay. Necesitamos hinchas fanáticos del club fuera de fronteras. Necesitamos desarrollar en distintos países la marca Nacional y poder tener encuentros tan agradables como lo que tenemos contigo, un brasilero de pura ley y que conoce tanto o más de Nacional que muchos de nosotros.
Manoel: Yo siempre digo que el patrimonio más importante que un club tiene es su hinchada. Sin ella el club no es nada. ¿Usted va en esta línea?
Alarcón: 'A Nacional lo hace grande su gente' es algo que hemos permanentemente desarrollado y trabajado y esto está profundamente grabado en la gente. Está dentro del programa Cultura Nacional, que hemos desarrollado. No sé si tuviste posibilidad de ver uno de los tantos spots publicitarios que se emitieron el año pasado, cuando Nacional estaba en un momento de no muy buen desarrollo deportivo y en este spot aparecía la hinchada gritando, alentando al club permanentemente, y decía empatamos con tal equipo, perdimos con el otro, empatamos contra el otro, empatamos contra el otro...
Manoel: Perdimos con Tacuarembó.
Alarcón: Exactamente. Y lo que queríamos demostrar era que el hincha de Nacional estaba siempre atrás del club, está siempre acompañando y alentando. Entonces, sin ninguna duda, 'a Nacional lo hace grande su gente' es este algo que para el club es un ícono.
Manoel: Y la gente demuestra que aceptó este mensaje, el hincha fue a pintar la tribuna Abdón Porte.
Alarcón: Sí, esto fue realmente emocionante, fue algo que impactó. Yo estuve allí con los chicos que estaban pintando y por la noche vino un diluvio, una tormenta de agua y llovió llovió llovió. Después al otro día me enteré, cuando estuve en el Parque Central, que todos los chicos estaban nerviosos, preocupados con saber cómo había quedado la pintura de la tribuna. Hubo gente que esta noche salió con escobas a tratar de sacar el agua y demás, para que no se despreciara este esfuerzo. Es una tribuna que se construyó después de más de 50 años y se hizo entre todos. Y esto es un poco la expresión de lo que es el club.
Manoel: En aquella ocasión usted dijo a la televisión que esta era la formativa de los futuros directivos.
Alarcón: ¿Cómo sabés esto? De verdad que me sorprende (risas). Sí, no solamente tenemos que tener formativas de jugadores, tenemos que tener formativas de dirigentes. Y los chicos y jóvenes, como tú, podrán ser algún día dirigentes y presidentes del club.
Manoel: La Cultura Nacional es la marca más fuerte de tu gestión. ¿Cómo puedes definir la importancia de ella más allá de lo que se haya dicho?
Alarcón: Cuando hablamos de Cultura Nacional hablamos del desarrollo del deporte, lo que significa el deporte para los jóvenes, el deporte para la sociedad, lo que significa en la educación de los seres humanos, lo que significa en el combate de aquellas cosas que están perjudicando la sociedad moderna, las drogas, la delincuencia, además está el hecho de que el deporte es la actividad cultural más grande de la época moderna. Y el fútbol es el deporte más importante. Entonces evidentemente a través del fútbol la sociedad recibe una gran influencia, y el hecho de tener influencias que sean sanas, que sean positivas, que ayuden a la educación, pensamos que es importante desarrollarlo y potenciarlo. Y Nacional, por la historia que tiene, siente una gran responsabilidad por ser la institución número uno del país. Tenemos una responsabilidad que trasciende el fútbol y la forma de expresarla es esta Cultura Nacional.
Manoel: Ya son dos años y tres meses de gestión de Alarcón. ¿Cuál es el mejor momento del presidente Alarcón en este periodo?
Alarcón: El que me queda por recorrer. Este para mí va a ser el mejor periodo. Yo creo que Nacional tiene mucho por delante y cada día recibimos el apoyo de más gente y más gente viene para seguir entusiasmada en esta tarea y en esta línea. Lo mejor es lo que falta por recorrer todavía. Y yo diría que lo más trascendente - voy a hacer un pequeño corte porque sos brasilero y no conocés, tuvimos un gran poeta que se llamó José Enrique Rodó. En uno de sus libros, hizo unas parábolas para explicar determinados conceptos. Hay una parábola que se llama la parábola de Gorgias, que era un sabio griego que hablaba y enseñaba a sus discípulos. Y como dijo cosas que iban contra la idea que había en este momento en la sociedad, es condenado a morir bebiendo la cicuta. Entonces él se reúne antes con todos sus discípulos y en este momento levantan todos la copa de vino y él levanta la copa del veneno que tiene que tomar. Hay un brindis, y Gorgias dice 'vamos a brindar por el que siga mi última huella'. Yo creo que esto es importante. El camino que falta por recorrer es el más importante. El camino de los nuevos dirigentes que vendrán será el más importante para el club.
Manoel: ¿Y el camino que te queda por recorrer es de nueve meses o es de casi cuatro años?
Alarcón: (entre muchas risas) Yo traté de contestarte eso para que no me hicieras esta pregunta, por esto te dije el cuento de la parábola de Gorgias. Yo creo que, como hablamos hoy, a Nacional lo hace grande su gente. No importa quien preside. Lo importante es que estemos todos juntos. En un programa, hace poco, en televisión, que hoy recordábamos, un periodista me preguntó si yo iba a arengar a los jugadores antes de la final con Danubio. Normalmente los presidentes van antes del partido a hacer una arenga a sus jugadores. Yo dije que no. Que yo no iba. ¿Por qué?, me preguntó el periodista. Porque no es necesario. Porque en la cancha hay once presidentes. No necesitan uno más. Yo digo que a Nacional lo hace grande su gente y todos somos presidentes de Nacional, no importa quién está de manera circunstancial al frente de la institución.
Manoel Castanho
Periodista http://comentarista.blog.terra.com.br/ (o en paginas amigas)
Fuente: decano.com , 20/03/09

sábado, 21 de marzo de 2009

Copa Libertadores Nacional 3 - RiverP. 0

La Gallina vino a comer a Montevideo



La salida





Comentarios de Dr Toronja

"Hola muy buenas tardes, eh, como les va, eh, estimados amigos oyentes, eh, de la deportiva del uruguay, eh, de la 890, eh, sin dudas, eh, en este hermoso dia viernes, eh, en que estamos en visperas de lo que sin lugar a dudas, eh, será el partido del año, eh, entre aurinegros y violetas, eh, pero antes, eh, queremos, eh, sin dudas, eh, mbueno, eh, mbno, eh, hablar algo de lo que vimos anoche en el Centenario, eh, por Copa Libertadores, eh, antes que nada, eh, debemos ser claros, eh, y decir, eh, con la objetividad que nos caracteriza, eh, que vimos un partido muy peleado, eh, muy parejo, eh, con un resultado final mentiroso, eh, porque sin dudas, eh, este equipo del Pipo Gorosito, eh, viejo amigo, eh, bellisima persona, eh, domino claramente durante el transcurso del cotejo, eh, a un Nacional falto de ideas, eh, sin rebeldia, eh, sin jugadores clase a, eh, con muchos jugadores de medio pelo, eh, y con otros con sus cabecitas en otro lado, eh, y por otro lado, eh, sin dudas, eh, vimos a un equipo argentino que domino de principio a fin, eh, martes, eh, de la mano de un Gallardo exuberante, eh, de un Fabbiani que domino durante todo el encuentro a la zaga rival, eh, quienes se vieron obligados a pararlo con reiteradas infracciones, eh, que no fueron debidamente cobradas por el arbitro, eh, porque de haber cobrado las infracciones, eh, que se dieron en el area tricolor, eh, otro hubiera sido el resultado, eh, por lo que debemos señalar, eh, sin dudas, eh, es que este sr arbitro, eh, de medio pelo, eh, incidio claramente en el resultado del encuentro, eh, y para finalizar, eh, porque este encuentro no fue de una buena factura tecnica, eh, y fue un partido mas de copa, eh, debemos señalar, eh, que esperabamos muchisima mas gente en el Centenario, eh, dada la visita del equipo de River, eh, y vimos, eh, un Centenario que, eh, si bien habia bastante publico, eh, calculamos, eh, objetivamente, eh, con los mas de 30 años de periodismo deportivo, eh, que habria unas 10.000 personas, eh, en nuestro maximo escenario deportivo, eh, vimos muchisimos claros en la tribuna Colombes y Amsterdan, eh, bien amigos, eh, mbeno, eh, sin dudas, eh, con el gusto de siempre, eh, y de la mano de los amigos de PPA, eh, portones PPA, eh, la marca del lider, eh, porque yo, eh, elegi un PPA para la casa de mi padre, eh, y ahora vivo tranquilo, eh, sin lugar a dudas, eh, PPA, eh, certificado con calidad ISO 9001, eh, y con la gente amiga de la cooperativa cash, eh, lideres en confianza, eh, porque vamos a hablar del partido de mañana, eh, que sin dudas, eh, sera el mas atractivo y trascendental del año, eh, sin dudas, eh, con este peñarol de Ribas, con un plantel colmado de jugadores de jerarquia, eh, clase a, eh, con sus cabecitas bien puestas, eh, bueno Mauro, eh, hacemos la primer pausa del programa, eh, y volvemos, eh, para hablar de este espectacular partido que sera sin dudas, eh, a estadio colmado "

jueves, 5 de marzo de 2009

Homenaje a Abdon Porte


La figura de Abdón Porte y su trágico final impactaron al genial escritor salteño Horacio Quiroga al punto tal que escribiera a dos meses de la muerte del futbolista --al que llama Juan Polti--, un cuento que fuera publicado en la revista argentina Atlántida en mayo de 1918.

Juan Polti, half-back
Horacio Quiroga

"Cuando un muchacho llega, por A o B, y sin previo entrenamiento, a gustar de ese fuerte alcohol de varones que es la gloria, pierde la cabeza irremediablemente. Es un paraíso demasiado artificial para su joven corazón. A veces pierde algo más, que después se encuentra en la lista de defunciones.
Tal es el caso de Juan Polti, half-back del Nacional de Montevideo. Como entrenamiento en el juego, el muchacho lo tenía a conciencia. Tenía, además, una cabeza muy dura, y ponía el cuerpo rígido como un taco al saltar; por lo cual jugaba al billar con la pelota, lanzándola de corrida hasta el mismo gol.
Polti tenía veinte años, y había pisado la cancha a los quince, en un ignorado club de quinta categoría.
Pero alguien de Nacional lo vio cabeceador, comunicándolo enseguida a su gente. El Nacional lo contrató y Polti fue feliz.
Al muchacho le sobraba, naturalmente, fuego y este brusco salto en la senda de la gloria lo hizo girar sobre sí mismo como un torbellino. Llegar desde una portería de juzgado a un ministerio, es cosa que, razonablemente, puede marear; pero dormirse forward de un club desconocido y despertar half-back del Nacional, toca en lo delirante.
Pues bien: un día, Polti comenzó a decaer. Nada muy sensible; pero la pelota partía demasiado a la derecha o demasiado a la izquierda; o demasiado alto; o tomaba demasiado efecto. Cosas éstas todas que no engañaban a nadie sobre la decadencia del gran half-back. Sólo él se engañaba, y no era tarea amable hacérselo notar.
Corrió un año más, y la comisión se decidió al fin reemplazarlo. Medida dura si las hay, y que un club mastica meses enteros, porque es algo que llega al corazón de un muchacho que durante cuatro años ha sido la gloria de su field.
Cómo lo supo Polti antes de serle comunicado, o cómo lo previó --lo que es más posible--, son las cosas que ignoramos. Pero cierto es que una noche el half-back salió contento de casa de su novia, porque había logrado convencer a todos que debía casarse el 3 del mes entrante, y no otro día. El 3 cumplía años ella, y se acabó.
Así fueron informados los muchachos esa misma noche en el club, por donde pasó Polti hacia media noche. Estuvo alegre y decidor como siempre. Estuvo un cuarto de hora, y después de confrontar, reloj en mano, la hora del último tranvía a la Unión, salió.
Esto es lo que se sabe de esa noche. Pero esa madrugada fue hallado el cuerpo del half-back acostado en la cancha, con el lado izquierdo del saco un poco levantado, y la mano derecha oculta bajo el saco.
En la mano izquierda apretaba un papel, donde se leía:

"Querido Doctor y Presidente:
Le recomiendo a mi vieja y a mi novia. Usted sabe por qué hago esto.
¡Viva el Club Nacional!

Y más abajo esos versos:
Que siempre esté adelante
El club para nosotros anhelo
Yo doy mi sangre por todos mis compañeros,
Ahora y siempre el club gigante.
¡Viva el Club Nacional!"

El entierro del half-back Juan Polti no tuvo, como acompañamiento de consternación, sino dos precedentes en Montevideo. Porque lo que llevaban a pulso por espacio de una legua era el cadáver de una criatura fulminada por la gloria, para resistir la cual es menester haber sufrido mucho tras su conquista.
Nada, menos que la gloria, es gratuito. Y si se la obtiene así, se paga fatalmente con el ridículo, o con un revólver sobre el corazón."

Extraido de http://www.decano.com/ , cuando de conmemora el 91 aniversario de que "El Indio" acompaña a Nacional desde el otro lado de la vida ...El no murió , el sigue ahí en su Gran Parque Central , con su tribuna remodelada , todo un lujo ; y cada vez que Nacional pisa una cancha él esta ahí , como siempre ...Gracias Indio